Poemas de amor: Anatomia inconclusa

Posted By on febrero 13, 2012

Cuando me abrazas,
tu cuerpo me parece hecho de algodón,
tus movimientos son tan delicados
que a veces creo que estoy volando
y debo abrir los ojos para constatar
que mis pies aún tocan tierra.

Cuando me miras,
olvido por un instante la realidad,
tus ojos como cápsulas que traspasan el tiempo
anulan el espacio, capturan mi alma
y me transportan justo al paraíso
que sueño compartir contigo.

Cuando me hablas,
imagino tus palabras servidas en bandejas
como dulces de mil olores, colores y sabores…
todas tan dulces, todas tan tiernas.
Aunque pienso que se derriten en tu boca,
soy yo la que me derrito con ellas.

Cuando me tocas,
tus dedos se transforman en delgados pinceles
que matizan mi cara con los tonos que quieras:
roja como la rosa,
azul como el cielo
o transparente como el agua.

Y cuando me besas
y siento todas estas cosas a la vez,
la imaginación vuela demasiado lejos,
es por eso, que mis manos se deslizan hasta tu espalda,
porque me muero de miedo,
si de pronto de ella se descosen un par de alas.

También puedes leer...

Comments