Poemas de desamor: Ni frío ni calor

Posted By on julio 6, 2011

Nuestros encuentros en la alcoba parecen citas a ciegas.
A estas alturas somos dos extraños que intentan comprenderse,
que se miran de reojo pero no se descubren,
que se hablan en idiomas diferentes
y que gesticulan cada palabra con la esperanza
de que el otro responda coherentemente.

Somos tan insolubles como en el agua lo es el aceite,
nos sentimos tan lejanos que nos tenemos que gritar
para que al cabo de unos minutos nos golpee un eco distorsionado
y digamos cosas que no queremos decir
y escuchemos las palabras que tampoco queremos escuchar.

Somos impenetrables como una roca,
cada uno enterrado en sus propios pensamientos,
guardándolos con llave para que no salga aquél
que terminaría con todo.

Soy tan cobarde y tu tan cobarde…
Estás tan distante y me siento tan distante…
Somos tan insensibles tan estériles y fugaces…
Tan distintos y similares el uno del otro
que parece que viviendo juntos, nos quedamos solos.

Hablamos, pero no decimos nada,
nos miramos y no pasa nada…
hay un cadáver que disfrazamos día a día de monotonía
y que no produce en nuestros cuerpos ni frío ni calor.
Hay algo que no decimos pero que sabemos:
Ha muerto el amor.


También puedes leer...

Comments